DERECHO DE SEGUROS

Cuando contratamos una póliza de seguros, lo que buscamos es cubrir el riesgo o probabilidad de enfrentarnos a un evento dañoso.

Es así que en caso que dicho riesgo se llegará a producir esperamos que nuestra compañía de seguros responda y nos indemnice por el daño sufrido.

Lastimosamente las cosas no siempre son tan fáciles como llamar a teléfono de atención al cliente y recibir una transferencia a los pocos días con el importe de nuestro daño.

En muchas ocasiones la aseguradora y el asegurado se encuentran en desacuerdo. Estos desacuerdos pueden no solo ser sobre el importe de la indemnización, sino que también sobre quien debe percibirla o abonarla.

  • Reclamaciones por siniestros: tráfico, hogar y negocio

  • Seguros: Vida, Enfermedad y Mala Praxis

  • Reclamación por caídas, y daños derivados del funcionamiento anormal de servicios públicos y privados

¡Síguenos!

Newsletter