¿Cuáles son las ayudas para autónomos?

¿Cuáles son las ayudas para autónomos?

Uno de los mayores inconvenientes que se suelen encontrar a la hora de emprender un negocio nuevo o querer desarrollar económicamente una idea, es sin duda la falta de financiación. Sin embargo, en la actualidad existen diversas ayudas para autónomos de las que puedes aprovecharte para poder impulsar tu negocio. A continuación, veremos algunas de ellas.

Gestión por las Comunidades Autónomas

El programa de promoción de empleo autónomo está gestionado por las propias Comunidades Autónomas, o al menos por aquellas que hayan asumido tal competencia.

En la práctica, cada Comunidad prevé una serie de ayudas con exclusividad para los habitantes de ese territorio. Por lo que no solo conviene informarse de las ayudas más generales a nivel estatal, sino que también se recomienda prestar atención a las convocatorias y programas vigentes en cada CCAA.

Algunos ejemplos de subvenciones regionales

Analizando las ayudas más populares de las Comunidades Autónomas, con carácter general pretenden fomentar el autoempleo y la formación del trabajador, por lo que se presta atención a las personas en situación de desempleo. Podemos encontrar las siguientes:

  1. Subvenciones para el establecimiento como trabajador autónomo por hasta 10000 euros. Esta ayuda, cuya cuantía será decidida por cada Comunidad, está condicionada por norma general a varios factores: el primero, que exista un compromiso de trabajar como autónomo por dos o más años. El segundo, que parte de la concesión de la ayuda sea destinada a la inversión en bienes inmuebles (instalaciones, local, terreno, etc).

Además, cabe añadir que esta medida está destinada para colectivos específicos, tales como: desempleados en su conjunto, jóvenes desempleados menores de 30 o personas con discapacidad. En el supuesto de mujeres víctimas de violencia de género, las cantidades previstas serán un 10% superiores.

  1. Aquellas personas que no hayan estado dadas de alta por autónomo en los últimos años, o bien sea su primera vez, pueden optar la tarifa plana de autónomo. Consiste en pagar una cuota fija mensual de 60 euros durante el primer año, siempre que se opte por la base mínima de cotización. En caso de estar empadronado en municipio meno de 5.000 habitantes, esta bonificación de cuota a 60 euros se alarga por dos años.
  2. Retenciones en el IRPF. Sin tener en cuenta el volumen de las facturas, los autónomos tienen un 15% de retención general en el IRPF; para el caso de darse de alta por primera vez como autónomo, la retención será del 7% los tres primeros años. Estas retenciones son solo para profesionales. El pago a cuenta será del 20%, exsitiendo deducciones sobre ese pago y dependiendo del nivel de facturación
  3. El pago único para autónomos, o la capitalización del desempleo, se trata de una medida prevista para aquellas personas en situación de paro por la cual se puede percibir en un único pago el total del importe pendiente por prestación de desempleo.

Para su solicitud, la persona tiene que ser beneficiaria de una prestación contributiva por desempleo. Junto a esto, es preciso tener al menos tres mensualidades pendientes de recibo; además de no estar dado de alta en la seguridad social, ni haber solicitado en los últimos cuatro años el PAGO ÚNICO.

Se trata de una medida destinada a fomentar la creación de nuevo empleo autónomo, ya que facilita la creación de nuevos negocios.

Otras ayudas y subvenciones

Dentro del marco general de subvenciones, podemos destacar algunas de las más importantes. Hay que considerar, no obstante, las variaciones dependiendo de cada Autonomía, pues pueden existir oscilaciones importantes en cada región:

  1. Subvención para formación de hasta 3000 euros, la cuantía será del 75% por los cursos formadores recibidos.
  2. Subvención para asistencia técnica de hasta 2000 euros, la cuantía será del 75% por aquellos servicios necesitados.
  3. Aquellos trabajadores que se encuentren en baja por maternidad o paternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia, tendrán la bonificación del 100% de la cuota que resulte de aplicación sobre la media que tuviera el trabajador en los doce meses anteriores. La duración en todo caso será durante el periodo de descanso con el mínimo de un mes.
  4. Ayudas en la financiación, el Instituto de Crédito oficial (ICO) ofrece distintas líneas de financiar tus proyectos de inversión o bien como ayuda para la liquidez de tu empresa. ICO colabora con entidades de crédito convencionales a las que aporta fondos. Se trata de que las entidades, en última instancia, tramiten, estudien y aprueben las operaciones en cada caso.

En resumen, son varias las ayudas para autónomos que pretenden impulsar el trabajo por cuenta propia, así como la creación de nuevos puestos de trabajo. No obstante, para poder acogerte a las mismas debes estar seguro de cumplir todos los requisitos que a veces son exigidos.

Por otro lado, es igual de importante estudiar la viabilidad de cada proyecto que se pretenda llevar a cabo. Para ello, lo más recomendable es que te informes y asesores correctamente al inicio del proyecto.

Si desconoces las bonificaciones, ayudas para autónomos e incentivos, ven a TeGestionamos y nosotros nos encargaremos de todo. Estamos esperándote para asesorarte y acompañarte en los primeros pasos de tu emprendimiento.

Tribunal Supremo

Gastos Hipoteca

El Tribunal Supremo cambia su criterio y dice: la banca, debe asumir los gastos de las hipotecas

El Tribunal Supremo desdice respecto de quién es el responsable de abonar el impuesto derivado de la constitución de la hipoteca.

Tan solo a principios de año, el Alto Tribunal expresaba en sentencia que se eximía a la banca del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y dictaminaba que debía ser el cliente quien lo asumiera.

Es así que en la reciente Sentencia de fecha 16 de Octubre de 2018, se señala lo siguiente:

«el sujeto pasivo en el impuesto sobre actos jurídicos documentos cuando el documento sujeto es una escritura pública de préstamo con garantía hipotecaria es el acreedor hipotecario, no el prestatario.»

El Tribunal Supremo no solo cambia de criterio respecto del tema de los Gastos Hipoteca, sino que expresa claramente que la decisión supone acoger un criterio contrario al sostenido por la jurisprudencia de la Sala, que hasta la fecha se venía sosteniendo y representado por las sentencias de instancia, y supone, por ello, modificar esa doctrina jurisprudencial anterior.

La Sentencia es un varapalo para la Banca y una victoria más para los consumidores. No debemos olvidar que de media, el desembolso de todos los gastos hipotecarios (notaría, Registro y AJD) ronda los 3.000 euros. Sin embargo dicha cifra dependerá del importe del préstamo hipotecario que se haya firmado y de la comunidad autónoma en la que se ubique la vivienda.

Es así que se suman a las reclamaciones anteriores el mencionado impuesto.

Gastos Hipoteca reclamables:

  • Factura de la NOTARÍA correspondiente a la Escritura de Préstamo Hipotecario.
  • Gastos de TASACIÓN de la vivienda.
  • Factura del REGISTRO DE LA PROPIEDAD por la inscripción de la Hipoteca.
  • Gastos de GESTORÍA, siempre y cuando su intervención se haya impuesto por el banco.
  • Gastos de COMISIÓN DE APERTURA.
  • Impuesto de ACTOS JURÍDICOS DOCUMENTADOS.

No olvides que no es posible reclamar en todos los casos, por eso te aconsejamos que no tramites tu reclamación con ninguna otra gestoría o despacho, sin una evaluación de tu expediente.

Si solicitaste un préstamo hipotecario contacta con nosotros y sin ningún coste para ti evaluaremos tus Escrituras de Préstamo Hipotecario así como todos los gastos abonados. Si efectivamente puedes reclamar, uno de nuestros abogados expertos en Reclamaciones Bancarias estará gustoso de atenderte.

Con TEGESTIONAMOS siempre a la cabeza de lo que más te importa.

Ayudas a la empresa

No me han devuelto la Renta

El IRPF o Declaración de la Renta es un impuesto que tenemos que pagar todos los ciudadanos por la obtención de ingresos. Estos ingresos pueden ser obtenidos por cuenta ajena o ingresos por cuenta propia como autónomos, empresarios, o profesiones. Así mismo por cualquier otro ingreso obtenido por plusvalías obtenidas de tu patrimonio, prestaciones públicas y por rentas del capital, etc.

Como muchos saben al final la Renta te puede salir a devolver, es en ese momento cuando viene el gran interrogante:

¿Por qué no me han devuelto mi renta?

Para  los  autónomos y empresarios, la devolución del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) la consideramos ‘la paga de agosto’.

Para los  trabajadores por cuenta ajena, supone un complemento a la paga extra de Verano.

La Agencia Tributaria  y sus representantes en los medios de comunicación, manifiestan  que la mayoría de las declaraciones negativas se abonan en los primeros 10 días. Sin embargo, no todas las situaciones fiscales son iguales.

Cuáles son las principales razones de que se retrase la devolución de la Renta

Las principales razones de que se retrase la devolución de la Renta son las siguientes:

  • Presentar la declaración de la renta a última hora.
  • Cambio de nuestra situación personal o diferencias entre declaraciones de años anteriores. En este punto inciden un divorcio, hijos menores de edad a su cargo, personas mayores que conviven en el domicilio, cambio de residencia, etc.
  • Errores aritméticos, ya que el contribuyente se puede haber confundido al hacer una suma o al consignar sus datos personales. Cuando esto sucede -y Hacienda lo detecta- se pone en marcha un procedimiento llamado «Requerimiento de Datos» o «Propuesta de Liquidación Provisional» por el que se notifica al contribuyente. Suelen ser expedientes sin mala fe y por los que el ciudadano no es penalizado, pero sí que pueden causar el retraso del cobro de su devolución.

Así mismo son habituales el retraso del pago por tener deducciones que antes no se tuvieran como nacimiento por hijo, al ampliar los mínimos familiares y personales, por deducción de alquiler o en ocasiones por las ganancias o pérdidas patrimoniales al vender una vivienda o resultado de herencias.

Cuando Hacienda aún no ha abonado el importe que nos corresponde y que nos sale a devolver en la Declaración de la Renta,  los contribuyentes carecemos de un procedimiento para reclamar. Sin embargo si eres de los contribuyentes que no ha recibido todavía la devolución, no te preocupes, puedes consultar el estado de tu declaración de la renta ante la Agencia Tributaria. Los pasos a seguir son meramente consultivos o de comprobación.

Los ciudadanos con derecho a devolución deben consultar primero en qué estado está la devolución de su Renta acudiendo a la página de la Agencia Tributaria.  En el caso  de no poder aclarar la duda  mediante esta consulta, y el porqué del retraso en su expediente de devolución, debes acudir previa cita a la oficina de la Agencia Tributaria de tu Delegación.

Si careces de tiempo, o no sabes cómo hacerlo, contáctanos en TeGestionamos.com lo hacemos por ti.

Las obligaciones del Trabajador Autónomo

Haz decidido lanzarte al mundo laboral y darte de alta como Trabajador Autónomo. Conoces bien tu profesión y estas convencido que puedes prestar el mejor servicio posible a tus clientes. Te sientes preparado y cuentas con la inversión suficiente para abrir tu negocio. Si tu respuesta es SÍ, te hace falta responder a una gran pregunta ¿Cuales son las obligaciones del Trabajador Autónomo?

Entre desarrollar tu profesión, conseguir los recursos para abrir un negocio, buscar los clientes y mantener a flote tu empresa, parece ser que los autónomos ya tienen las manos bien ocupadas. Sin embargo ser autónomo también implica una serie de deberes fundamentales que tienen los profesionales de este régimen laboral.

Como autónomo además debes de:

1. Cumplir con las obligaciones derivadas de los contratos que hayas celebrado, en especial si es para la contratación de un empleado.

2. Cumplir con las obligaciones en materia de seguridad y salud laborales.

3. Afiliarte a la Seguridad Social, comunicar las altas y bajas en el régimen y cotizar todos los meses.

4. Cumplir con las obligaciones fiscales y tributarias establecidas legalmente.

5. Llevar la contabilidad de tu empresa de acuerdo al Código de Comercio.

6. Cumplir con las normas deontológicas a la profesión.

7. Finalmente y si te queda tiempo para conseguir clientes debes de expedir factura por cada una de las operaciones que realices, aplicando los impuestos y retenciones correspondientes.

Parece ser que en los tiempos que corren ya no es suficiente hacer tu trabajo bien hecho y tener a tus clientes satisfechos; además deberás cumplir con una extensa lista de obligaciones impuestas por la Ley.

En TeGestionamos, no queremos que cambies tus herramientas de trabajo por un ordenador, no es momento de aprender a hacer números, llevar una contabilidad y aprenderte el Estatuto de los Trabajadores y la Ley General Tributaria de arriba abajo. Lo que nosotros queremos es que sigas siendo el mejor autónomo posible, que hagas tu trabajo y puedas seguir emprendiendo, deja el resto en nuestras manos y no te arrepentirás.

¿Qué Convenio Colectivo debo aplicar?

El Convenio Colectivo es el resultado de un acuerdo que parte de las negociaciones entre empresarios y los representantes de los trabajadores en materia laboral. Este acuerdo se materializa en un Convenio  Colectivo en el que estarán reguladas las condiciones de trabajo y de producción, así como las obligaciones que corresponden a ambas partes.

La norma principal que rige los derechos de los trabajadores en España es el Estatuto de los Trabajadores. Es decir, es el conjunto de normas básicas que regulan las relaciones de trabajo por cuenta ajena y es donde se explican y se desarrollan los derechos laborales básicos de obligado cumplimiento.

Sin embargo el Estatuto de los Trabajadores no es la única normativa aplicable, como hemos mencionado anteriormente  las relaciones laborales entre empresarios y trabajadores se regulan también por los Convenio Colectivos, siendo estos de gran importancia.

A la hora de contratar a un trabajador, tendrás que aplicar el convenio colectivo del sector que corresponda a tu empresa por su ubicación geográfica. Si no existe un convenio colectivo de ámbito local, deberás acudir al de ámbito superior, ya sea autonómico o nacional. En éste, vendrán recogidos todos los derechos y obligaciones que ambas partes, empresario y trabajador, deben cumplir.

Si eres Autónomo o Empresa y tienes trabajadores, debes saber que Convenio Colectivo aplicar a tus trabajadores. Aplicar un convenio erróneo o desactualizado puede tener grandes consecuencias para tu empresa.

Si no sabes que convenio aplicar  puedes consulta a la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos (CCNCC). La CCNCC no es un órgano de respuesta inmediata sobre los convenios aplicables, sino, como su propio nombre indica, consultivo y de estudio de los distintos interrogantes que puedan surgir para la determinación del ámbito funcional del convenio a aplicar en función de la actividad empresarial.

Si no puedes esperar a la respuesta de la CCNCC, te lo ponemos fácil, puedes enviar tu consulta a info@tegestionamos.com y con gusto responderemos a todas tus consultas.

Autónomo, el Quijote del siglo XXI

En la actualidad, muchos de nosotros nos comenzamos a plantear la posibilidad de darnos de alta como autónomos y lanzarnos al mundo laboral. Ante esto, lo natural es comenzar a plantearnos una gran cantidad de preguntas, y cuestionarnos si tenemos los ingredientes necesarios para ser exitosos como trabajadores por cuenta propia.

Como es lógico lo primero que debemos hacer es definir esto que queremos ser.

Sabemos lo que es un Autónomo por Ley, «un trabajador autónomo se considera toda personas física que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo».

Sin embargo en TeGestionamos nos gusta más la traducción al castellano de lo que autónomo significa.

Autónomo es un Emprendedor que cree en sí mismo (normalmente el único) que intenta saber vender y mostrar una seguridad total en lo que hace, conjugando los ingredientes del idealismo, la ambición, y el arrojo…. (por un momento parece que definimos al Quijote de la Mancha).

Si tienes estos ingredientes, tres requisitos que todo buen emprendedor debe saber conjugar, y quieres ser un Quijote del siglo XXI, perdón un Autónomo, no dudes en contáctenos, en TeGestionamos te ayudamos a lograrlo.

impuestos

La nueva Ley para los Autónomos

La nueva ley para los autónomos (Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajador Autónomo), que ha sido publicada el 25 de octubre de 2017 en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y vigor desde el 1 de enero de 2018, trae novedades a tener en cuenta si te has decidido a emprender en el mundo de los trabajadores autónomos.

Bonificaciones en la cuota de autónomos

  • Se amplía a 24 meses la tarifa plana para nuevos autónomos con los siguientes tramos: 12 meses a 50 euros, 6 con una reducción del 50% de cuota (137,97 euros) y otros 6 con una reducción del 30% (cuota de 192,79 euros).
  • Los requisitos de acceso se flexibilizan, reduciendo el plazo sin cotizar en autónomos a dos años en lugar de cinco si no se ha disfrutado con anterioridad de bonificación.
  • Autónomos que emprenden por segunda vez con tarifa plana siempre y cuando hayan transcurrido tres años de baja en el Régimen Especial de Autónomos.

Nuevas deducciones fiscales para los autónomos

  • La nueva ley para los autónomos que trabajen desde casa y así se lo haya notificado a Hacienda, podrá deducirse un 30% en el IRPF de los suministros de electricidad, gas, agua, telefonía e internet de la parte de la vivienda afecta a la actividad.
  • Los autónomos podrán deducirse 27,27 euros diarios en concepto de gastos de dietas y manutención con los siguientes requisitos:
    • Gastos para el desarrollo de la actividad económica,
    • Que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería,
    • Cuando se paguen por medios electrónicos y que se disponga de factura en condiciones.

Sistema de cotización en el RETA

  • Los autónomos podrán darse hasta tres veces de alta y de baja en el mismo año y realizar el pago proporcional a la cuota desde la fecha de alta y sin contar la mensualidad completa. A partir de la cuarta alta la Seguridad Social contabilizará el mes completo.
  • Se amplia de dos a cuatro los posibles cambios anuales de base de cotización.

Recargos por retrasos en el pago de la cuota de autónomos

Según la nueva ley para los autónomos, las penalizaciones por retrasos en el pago de la cuota a las Seguridad, se reducen a un recargo del 10% si se paga la deuda dentro del primer mes natural siguiente.

Cobro de la pensión completa del jubilado autónomo

Si eres trabajador por cuenta propia en edad de jubilación y tienes personal contratado en tu negocio podrás compaginar tu actividad y recibir el 100% de la pensión.

Prevención de Riesgos laborales y salud laboral del autónomo

  • Reconocimiento de accidentes in itinere es decir el ocurrido en la ida o vuelta al trabajo.

Medidas para favorecer la conciliación familiar

  • Los autónomos que se encuentren de descanso por maternidad, paternidad, adopción o riesgos durante el embarazo contarán con una bonificación total de la cuota de autónomos.
  • Bonificación del 100% de la cuota durante un año para el cuidado de menores o personas dependientes, siempre que se contrate a un trabajador interino.

Medidas para favorecer la contratación

  • Los autónomos que contraten indefinidamente a familiares (cónyuge, padres, hijos, hermanos, abuelos, suegros, nietos, yernos y nueras) podrán beneficiarse de una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante 12 meses.

Se amplía a hijos mayores de 30 años la posibilidad de contratar por cuenta ajena sin derecho a desempleo a hijos discapacitados que convivan con el autónomo en el domicilio familiar.

5 consejos ante un despido

Si te han despedido y es la primera vez que te sucede, probablemente no eres consciente de tus derechos ni tampoco de los deberes con los que ha de cumplir la empresa. Es por ello que ante un Despido te damos estos 5 consejos prácticos:

  1. Exija siempre la carta de despido por escrito.

La carta de despido es la comunicación escrita que realiza una empresa para trasladar a un trabajador su voluntad de despedirlo. Una carta de despido incluye siempre las causas y la fecha a partir de la cual el trabajador dará por finalizada su actividad en dicha empresa.

Además de solicitar que le sea entregada la carta de despido, al recibirla:

  • Compruebe que la carta que le entregan es igual que la que se queda la empresa
  • Compruebe la fecha que pone en la carta y que sea la misma fecha del día de la entrega, de no serlo, al final de la carta ponga la fecha correcta.
  • Se aconseja que no se firme la carta de despido y en su lugar se ponga “No Conforme”. Poner esta expresión no implica que se vaya a demandar, pero facilita en el caso que finalmente se haga.
  1. Compruebe todos los conceptos del finiquito

El finiquitoy liquidación es un documento donde la empresa propone la entrega de las cantidades que quedan pendientes de pagar al trabajador.

Normalmente este finiquito está compuesto por los días de vacaciones que no se han disfrutado, y por la parte proporcional de las pagas extraordinarias que se hayan devengado, en el caso de que no estén prorrateadas.

Además en algunos casos en el propio documento de finiquito se incluyen los días trabajados si se despide en mitad de un mes y la indemnización en el caso que corresponda.

Hay que tener en cuenta que muchas veces los documentos de finiquito ponen la cláusula: “Que con la firma de dicho documento, el trabajador se encuentra completamente saldado y no tienen nada más que reclamar”. Por este motivo se aconseja  poner “No Conforme”, para poder comprobar las cuantías.

Por ultimo es importante leer si en el finiquito pone que en el mismo momento se entrega el dinero, para dejar constancia que no se ha recibido si efectivamente no se ha recibido.

  1. Compruebe si la indemnización por despido está bien calculada.

El trabajador siempre tiene derecho a recibir su finiquito, pero además, dependiendo del despido que se haga, se tendrá derecho o no a una indemnización en el momento de ser despedido.

En el despido objetivo la indemnización será de 20 días por año, y tendrá que ser entregada al trabajador en el mismo momento en el que le dan la carta de despido objetivo.

En el despido disciplinario, no se tiene derecho a indemnización.

Si el despido es de tipo improcedente, y el contrato del trabajador es posterior al 12 de febrero de 2012, la empresa puede optar entre la readmisión del trabajador o pagarle una indemnización de 33 días por año trabajado.

Si el contrato del trabajador se celebró con fecha anterior al 12 de febrero de 2012, se deben sumar dos tramos: Días antes del 12 de febrero de 2012, se pagará una indemnización de 45 días por año trabajado, y días posteriores al 12 de febrero de 2012, se pagará la indemnización de 33 días por año trabajado.

  1. No se deje engañar por el Empleador

 Expresiones tales como«Si me demandas, te quedas sin paro»o «Firma conforme y te arreglo los papeles del paro» son habituales. Sin embargo el trabajador debe saber que en ningún caso, reclamar sus derechos supone la pérdida de la prestación por desempleo.

La prestación por desempleo es un derecho del trabajador que no conceden las empresas, sino que nace de la situación de desempleo tras el despido.  Es por ello que aconsejamos hacer caso omiso a dichas expresiones.

  1. No esta de acuerdo con el Despido, busque asesoramiento.

La impugnación de un despido conlleva un procedimiento el cual no es sencillo de dominar, pudiendo cometerse errores o defectos de forma que pueden hacer fracasar la reclamación justa de sus derechos. Es por ello que aconsejamos que contacte con un abogado que el ayude a defender sus derechos de la mejor manera posible.

Finalmente preste atención a los plazos. Recuerda que cuenta apenas con 20 días hábiles desde el despido para reclamar judicialmente. Debido a que el plazo es corto, no esperes a buscar asesoramiento.

Campaña Declaración de la Renta 2018

Ha llegado nuevamente ese momento del año en el que debemos presentar la Declaración de la Renta. Este año la campaña de Renta se adelanta al 15 de marzo, aunque no es hasta el 4 de abril cuando se pueda presentar la declaración. En cuanto al final, será el 2 de julio, si bien concluirá el 27 de junio, en los casos de declaraciones con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta.

Entonces ¿que es exactamente el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas? Pues es un impuesto personal que grava la renta obtenida en un año natural por las personas que residen en España. Cada año, los contribuyentes tienen que presentar la declaración del IRPF para comprobar si durante el año han pagado impuestos de más, por lo que Hacienda les devuelve dinero, o  por el contrario, han pagado de menos, por lo que deben abonar una cuota extra a la Agencia Tributaria.

Así que la gran pregunta es ¿Quién debe presentar la Declaración de la Renta?

Según la Agencia Tributaria, “todos los contribuyentes personas físicas residentes en España”, sin embargo existen ciertas excepciones:

1) Aquellos trabajadores cuyos ingresos anuales brutos sean menores de 22.000 euros, si son de un solo pagador y si el trabajador cuenta con más de un pagador, si los ingresos que genera el segundo y restantes pagadores no superan los 1.500 euros el corte seguirá siendo los 22.000 euros, si los superan, el corte pasará a ser de 12.000 euros.

2) Quienes reciban pensiones de jubilación o compensatorias, prestaciones por desempleo o reciban un pago por baja médica.

3) Aquellos con pérdidas patrimoniales por debajo de 500 euros, y finalmente

4) quienes cuenten con ingresos patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta o de capital inmobiliario que no superen los 1.600 euros al año.

Ahora que ya sabes si estas obligado a presenta la Declaración de la Renta, viene la pregunta del millón. ¿Cómo presento la Declaración?

En primer lugar, solicita el borrador ytus datos fiscales a través de renta web, así sabrás qué opina Hacienda sobre tus ingresos y cuál es el resultado de tu declaración para la Agencia Tributaria.

A continuación, usa el programa Renta Web de la AEAT para hacer tu propia simulación y repasa el resultado. Finalmente si todo es correcto confirma el borrador, o modifica lo que consideres necesario en la aplicación online dale aceptar y presenta tu IRPF.

Si todo esto te parece complicado, no estas seguro que deducciones te puedes aplicar, y quieres olvidarte de la preocupación de presentar la Declaración de la Renta, no dudes en contactarnos y nosotros lo hacemos por ti.