Ingreso Mínimo Vital

¿Qué es el Ingreso Mínimo Vital?

El Ingreso Mínimo Vital es una novedosa prestación dirigida a prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social de todas aquellas personas que carecen de recursos económicos suficientes para cubrir sus necesidades básicas. La prestación es aplicable tanto a aquellas personas que viven solas como las que forman parte de una unidad familiar.

El objetivo de esta prestación es garantizar un nivel mínimo de renta a los ciudadanos en situación de vulnerabilidad económica. De esta forma, dentro de la acción protectora de la Seguridad Social, se pretende mejorar las oportunidades de inclusión social y laboral de aquellos beneficiados por la prestación.

Es decir, en última instancia, a través del Ingreso Mínimo Vital, lo que se busca es conseguir movilizar a los ciudadanos en riesgo de exclusión hacia una vida participativa en sociedad. Motivo por el que también se otorgarán incentivos al empleo y a la inclusión.

Te recomendamos leer: El despido colectivo: ¿cómo puede afectarme un ERE?

¿Desde cuándo y cómo puedo solicitar el Ingreso Mínimo Vital?

La prestación podrá solicitarse desde el 15 de junio de 2020. A partir de esta fecha se pueden presentar las solicitudes en la página web de la Seguridad Social.

Si bien, todas las solicitudes presentadas hasta el 15 de septiembre contarán con efectos económicos retroactivos al día 1 de junio. Con esto, se pretende asegurar la correcta presentación de solicitudes, sin prisa, de forma que ninguna persona pueda sufrir algún tipo de pérdida de derechos.

Es posible solicitar la prestación a través de cuatro canales:

  • A través de un formulario con identificación electrónica.
  • Haciendo uso de un formulario sin identificación electrónica.
  • Por correo postal.
  • Presencialmente, en un centro de atención de la Seguridad Social. Siempre con cita previa.

La documentación necesaria que se debe aportar a la hora de la solicitud es la siguiente:

  • Documento acreditativo de la identidad (DNI/NIE).
  • Acreditación de residencia legal en España.
  • Certificado de empadronamiento colectivo e histórico. En el mismo deben constar todas las personas empadronadas en el domicilio, además de la fecha de antigüedad.
  • Libro de familia. Este debe acreditar la filiación de las personas que forman parte de la unidad de convivencia.
  • Declaración responsable de ingresos y patrimonio.
  • Otra documentación necesaria. En determinados casos puede requerirse la sentencia de guarda y custodia, convenio regulador, copia de la demanda de separación o divorcio, sentencia que acredite la tutela en casos de discapacidad, etc.

¿Cuáles son los requisitos para poder ser beneficiario de la prestación?

En cualquier caso, el primer requisito es tener la residencia legal y efectiva en España de forma continuada e ininterrumpida. Todos los beneficiarios individuales, y los miembros de la unidad familiar beneficiaria deben cumplir con este requisito.

Del mismo modo, la residencia legal debe haberse efectuado durante al menos al año anterior a la presentación la solicitud. Podrán exceptuarse del cumplimiento del año mínimo:

  • Los y las menores de edad incorporados a la unidad familiar por nacimiento, adopción o guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente.
  • Quienes hayan sido víctimas de trata de seres humanos o explotación sexual. En este caso, se deberá acreditar la circunstancia a través de un informe emitido por los servicios públicos encargados de atender a estas personas, o por los servicios sociales.
  • Las mujeres víctimas de violencia de género. Todas ellas deberán acreditar su situación por cualquiera de los medios establecidos en el artículo 23 de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

El segundo requisito es estar en situación de vulnerabilidad económica. Cumplen con este requisito las personas o familias cuyo promedio mensual de ingresos y rentas anuales computables del ejercicio anterior resulta inferior al menos en 10 euros a la cuantía mensual garantizada por el Ingreso Mínimo Vital que le correspondiera según sus características.

Es importante tener en cuanta que no computarán como ingresos los salarios sociales, las rentas mínimas de inserción u otras ayudas sociales concedidas por las Comunidades Autónomas.

Del mismo modo, una persona individual cuyas rentas entren dentro de esta clasificación no será considerada en situación de vulnerabilidad si su patrimonio (excluyendo la vivienda habitual) supera los 16.614 euros.

¿Cuándo nace y cuánto dura la prestación?

Las personas a quienes se les conceda la prestación tendrán derecho a la misma a partir del primer día del mes siguiente al de la fecha de presentación de la solicitud.

Del mismo modo, el Ingreso Mínimo Vital se mantendrá vigente mientras subsistan los motivos que dieron lugar a su concesión. Del mismo modo, para poder seguir optando a la misma deberán seguir cumpliéndose los requisitos y obligaciones previstos en la Ley.

Para consultar en profundidad un caso en concreto o responder a cualquier pregunta más compleja sobre la prestación, recomendamos consultar con un asesor la situación particular. Desde TeGestionamos, ofrecemos un asesoramiento completo y profesional, completamente online.

Del mismo modo, para obtener más información, el INSS ha puesto al servicio de todos los ciudadanos las siguientes vías informativas:

  • Teléfono gratuito: 900 20 22 22
  • Web oficial de la Seguridad Social, dentro de la que es posible acceder al buzón de consultas.
  • Asistente virtual: ISSA.
  • Simulador del Ingreso mínimo vital.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *