¿Cuáles son las ayudas para autónomos?

¿Cuáles son las ayudas para autónomos?

Uno de los mayores inconvenientes que se suelen encontrar a la hora de emprender un negocio nuevo o querer desarrollar económicamente una idea, es sin duda la falta de financiación. Sin embargo, en la actualidad existen diversas ayudas para autónomos de las que puedes aprovecharte para poder impulsar tu negocio. A continuación, veremos algunas de ellas.

Gestión por las Comunidades Autónomas

El programa de promoción de empleo autónomo está gestionado por las propias Comunidades Autónomas, o al menos por aquellas que hayan asumido tal competencia.

En la práctica, cada Comunidad prevé una serie de ayudas con exclusividad para los habitantes de ese territorio. Por lo que no solo conviene informarse de las ayudas más generales a nivel estatal, sino que también se recomienda prestar atención a las convocatorias y programas vigentes en cada CCAA.

Algunos ejemplos de subvenciones regionales

Analizando las ayudas más populares de las Comunidades Autónomas, con carácter general pretenden fomentar el autoempleo y la formación del trabajador, por lo que se presta atención a las personas en situación de desempleo. Podemos encontrar las siguientes:

  1. Subvenciones para el establecimiento como trabajador autónomo por hasta 10000 euros. Esta ayuda, cuya cuantía será decidida por cada Comunidad, está condicionada por norma general a varios factores: el primero, que exista un compromiso de trabajar como autónomo por dos o más años. El segundo, que parte de la concesión de la ayuda sea destinada a la inversión en bienes inmuebles (instalaciones, local, terreno, etc).

Además, cabe añadir que esta medida está destinada para colectivos específicos, tales como: desempleados en su conjunto, jóvenes desempleados menores de 30 o personas con discapacidad. En el supuesto de mujeres víctimas de violencia de género, las cantidades previstas serán un 10% superiores.

  1. Aquellas personas que no hayan estado dadas de alta por autónomo en los últimos años, o bien sea su primera vez, pueden optar la tarifa plana de autónomo. Consiste en pagar una cuota fija mensual de 60 euros durante el primer año, siempre que se opte por la base mínima de cotización. En caso de estar empadronado en municipio meno de 5.000 habitantes, esta bonificación de cuota a 60 euros se alarga por dos años.
  2. Retenciones en el IRPF. Sin tener en cuenta el volumen de las facturas, los autónomos tienen un 15% de retención general en el IRPF; para el caso de darse de alta por primera vez como autónomo, la retención será del 7% los tres primeros años. Estas retenciones son solo para profesionales. El pago a cuenta será del 20%, exsitiendo deducciones sobre ese pago y dependiendo del nivel de facturación
  3. El pago único para autónomos, o la capitalización del desempleo, se trata de una medida prevista para aquellas personas en situación de paro por la cual se puede percibir en un único pago el total del importe pendiente por prestación de desempleo.

Para su solicitud, la persona tiene que ser beneficiaria de una prestación contributiva por desempleo. Junto a esto, es preciso tener al menos tres mensualidades pendientes de recibo; además de no estar dado de alta en la seguridad social, ni haber solicitado en los últimos cuatro años el PAGO ÚNICO.

Se trata de una medida destinada a fomentar la creación de nuevo empleo autónomo, ya que facilita la creación de nuevos negocios.

Otras ayudas y subvenciones

Dentro del marco general de subvenciones, podemos destacar algunas de las más importantes. Hay que considerar, no obstante, las variaciones dependiendo de cada Autonomía, pues pueden existir oscilaciones importantes en cada región:

  1. Subvención para formación de hasta 3000 euros, la cuantía será del 75% por los cursos formadores recibidos.
  2. Subvención para asistencia técnica de hasta 2000 euros, la cuantía será del 75% por aquellos servicios necesitados.
  3. Aquellos trabajadores que se encuentren en baja por maternidad o paternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia, tendrán la bonificación del 100% de la cuota que resulte de aplicación sobre la media que tuviera el trabajador en los doce meses anteriores. La duración en todo caso será durante el periodo de descanso con el mínimo de un mes.
  4. Ayudas en la financiación, el Instituto de Crédito oficial (ICO) ofrece distintas líneas de financiar tus proyectos de inversión o bien como ayuda para la liquidez de tu empresa. ICO colabora con entidades de crédito convencionales a las que aporta fondos. Se trata de que las entidades, en última instancia, tramiten, estudien y aprueben las operaciones en cada caso.

En resumen, son varias las ayudas para autónomos que pretenden impulsar el trabajo por cuenta propia, así como la creación de nuevos puestos de trabajo. No obstante, para poder acogerte a las mismas debes estar seguro de cumplir todos los requisitos que a veces son exigidos.

Por otro lado, es igual de importante estudiar la viabilidad de cada proyecto que se pretenda llevar a cabo. Para ello, lo más recomendable es que te informes y asesores correctamente al inicio del proyecto.

Si desconoces las bonificaciones, ayudas para autónomos e incentivos, ven a TeGestionamos y nosotros nos encargaremos de todo. Estamos esperándote para asesorarte y acompañarte en los primeros pasos de tu emprendimiento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *