Ilegalidad de los falsos autónomos

La ilegalidad de los falsos autónomos

En los últimos años no ha dejado de hablarse sobre la legalidad o ilegalidad de los falsos autónomos. Un fenómeno impactante y controvertido no solo a nivel legal y económico, sino también social.

Los denominados “fasos autónomos” son trabajadores que a pesar de estar inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) su labor se basa en prestar sus servicios a empresas como si fuesen trabajadores en plantilla. Es decir, son personas que en realidad tienen el trabajo de un empleado por cuenta ajena, aunque a efectos legales figuren como trabajadores por cuenta propia.

Muchos han alzado la voz al exponer estos hechos como una estrategia picaresca, utilizada con el simple objetivo de disminuir costes en la empresa.

A continuación, ahondamos en el estudio de la ilegalidad de los falsos autónomos. ¿Por qué suponen un fraude? ¿Cómo se ven afectadas estas personas? ¿Cómo se puede combatir?

El surgimiento del fenómeno

El truco es simple; a estas personas, aunque se las considera autónomos, no poseen la autonomía propia del trabajo por cuenta propia. Son empleados que realmente dependen de las directrices que impone la empresa que les contrata.

Esto quiere decir que en realidad actúan como empleados en plantilla, pero como no lo son (supuestamente son autónomos), no gozan de los mismos derechos que deberían tener.

Se ha acusado a algunas empresas de contratar a personas como falsos autónomos para evitar asumir los costes laborales que se derivan de la contratación de trabajadores. Este fenómeno sobre todo empezó a expandirse desde la aparición de la crisis y la necesidad de ahorrar.

Tener un trabajador por cuenta propia realizando las actividades propias de uno de plantilla es un fraude legal que puede conllevar graves consecuencias para la empresa infractora. En algunos casos, dichas empresas pueden llegar a ser sancionadas con multas de entre 600 y 6000 euros.

Sin embargo, es una situación que sigue sucediendo y en la que se ven implicadas sobre todo personas que necesitan ganar dinero con urgencia y que no pueden permitirse entrar en conflicto ni debatir su situación laboral.

La lucha contra los abusos en materia laboral

La ilegalidad de los falsos autónomos se encuentra en el punto en el que ese empleado trabaja bajos los requisitos y las condiciones de un trabajador por cuenta ajena, cuando por su situación laboral, no debería ser así. Ese hecho supone un fraude tanto frente a Hacienda como frente a la Seguridad Social, además de un abuso a los derechos laborales de toda persona.

Con la intención de dar una primera solución al problema, se creó el contrato para trabajadores autónomos económicamente dependientes (TAED). Esto es un modelo de contrato al que se pueden adherir todos aquellos trabajadores autónomos que generen un 75% o más de sus ingresos a través de un solo cliente.

A través de este contrato se facilitó a los falsos autónomos los derechos de:

  • Cobrar una prestación por desempleo.
  • Acceder al permiso de maternidad.
  • Solicitar como mínimo 18 días de vacaciones (no remuneradas).

Sin embargo, en realidad el TAED tampoco ofrece una solución real al problema. De hecho, el modelo ha sido tachado por algunos críticos como una “legalización de la figura de los falsos autónomos”.

En este sentido, durante su comparecencia el pasado 20 de febrero de 2020 en la Comisión de Trabajo del Congreso, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, expuso las medidas que va a poner en marcha en materia laboral en este sentido. Todo ello con el objetivo de mejorar la situación de todas estas personas y evitar que sigan sucediéndose abusos.

Así, explicó que una nueva medida será obligar a las empresas a contratar a las personas subcontratadas -autónomos o colaboradores- con los que mantengan relación, si estos trabajan en la propia actividad de la empresa. Esto, por supuesto, supondrá un incremento considerable de los costes laborales de dichas empresas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *